Click and Grow – Maceta informatizada

Los Geeks pueden alegrarse porque esta maceta de alta tecnología no requiere de un riego regular, fertilización o ningún cuidado extra. Las semillas dentro, están rodeadas de sensores internos, un microprocesador y un software especial.
Usar la maceta Click and Grow es como un juego de niños para. Basta con meterle las baterías, añadir agua y relajarse mientras un sistema «inteligente» electrónico nutre tu planta con la habilidad y la sabiduría de una docena de Jardineros.

Click and Grow viene con un «cartucho» con una semilla especial, así que cuando te apetezca hacer crecer una nueva planta sólo tienes que comprar un cartucho nuevo.
De líneas elegantes, incluye todo lo necesario, incluida la marihuana, sensores, sistema de fertilización, baterías, instrucciones y un cartucho con el software y algunas semillas. Sólo tienes que añadir agua.

Una verdadera chica, y humilde morada en Shanghai

En el 362 Longchang Road (cerca de la carretera de Pingliang), en el distrito de Yangpu, Shanghai, que también se le llama apartamentos Longchang. Este complejo de apartamentos tiene el aspecto de un Coliseo romano del futuro de forma cuadrada, cinco edificios rodean un amplio patio en el centro que albergaba a más de 250 familias. Cada parte de la construcción tiene un corredor público largo, detrás del corredor se sitúan las «viviendas» de tamaño… bueno ya lo veis en las fotografías, muchos residentes también construyeron habitaciones hasta en los pasillos.

Johanna Lenander – El desarrollo de su imagen

Al iniciar tu negocio como freelance, sin tener una gran base de clientes, el principal problema es el desarrollo de un universo de marca que se parezca a ti, para la atracción de un cliente y/o la lealtad para sostener tu negocio (entre otros muchos mas aspectos también, claro).

El escritor y editor Johanna Lenander, contrato al talentoso sueco Lundgren Lindqvist para que le desarrollara su imagen.
Trabajando para clientes tan prestigiosos como la revista de estilo New York Times, Elle, Gucci y Karl Lagerfeld, Johanna necesitaba un sitio que no sólo mostrara sus habilidades de escritura, si no que también reflejara su sentido del estilo.