Yoga para los surfistas con Peggy Hall – Capitulo 1/4 – Cómo aumentar la capacidad pulmonar

Hola amig@s y muy buenas noches días mañanas o tardes. Hoy voy a comenzar a mostraros una serie de 4 Capítulos relacionados con el Yoga, pero expresamente para este tipo de Deportistas (yo no lo he probado, igual me animo). Pues bien todo viene de la mano de una ávida surfista, Peggy Hall, ella unió su pasiones y creó la aclamada serie y best-seller, Yoga for Surfers, que ha ayudado a miles de surfistas en todo el mundo para así mejorar su forma/calidad de vida.

Harpoon 2 – El avión de turbinas a Radio-Control (vídeo)

Anoche me estuvo comentando un cuñado sobre este avion de Radio-Control, el Harpoon 2 (cuesta sobre unos 3500 euros). Aunque no os empezeis a imaginar el tipico aeroplano de Radio-Control de bateria o combustible, no no, este avión amigos me dejo un poco asombrado, o seria que no me lo esperaba…. en fin que aquí os dejo algunas de sus especificaciones principales y el vídeo de un Harpoon 2 controlado por un vecino de Chiclana en Cadiz, y que como comprobareis es un autentico maestro del RC.

También estad atentos al sonido que hace el avión, es impresionante, merece la pena verlo es un arte.

Night Rider: Mark Visser pillando olas grandes en Jaws de noche

Aussie Hellman Mark Visser es un tío loco. Surfeando en Jaws, con un oleaje de 15 a 20 pies, de día ya es de sobra una “locura”, navegar en la oscuridad de la noche es simplemente acojonante. Eso es exactamente lo que Mark lo hizo, ayer alrededor de las 2 (Jueves, 20 de enero). Para ayudarse a navegar por el retorcido mar en la noche Mark se ayudo de una moto acuática y tuvo a su disposición todas las luces de alta tecnología y el traje creo o las luces no recuerdo, fueron diseñados por la Nasa. También había una luz estroboscópica de color rojo elegante integrada en su tabla.

Surfeando en el Glaciar Petrof

Vamos a ver ahora un poco de deporte, esta vez con los chicos de surfalaska.
Cerca del final de su reciente aventura de cinco semanas de surf se detuvieron en el Glaciar Petrof,al final de un largo día en busca de olas. No había sido un día muy exitoso en cuanto a búsqueda se refiere. El oleaje era bastante fuerte, pero la dirección de este no trabajaba a su favor.

Después de recorrer incontables kilómetros de costa virgen en los fiordos de Kenai parecía que había una última oportunidad, cerca del glaciar Petrof, sólo tal vez en ese lugar podría romper algo. La dirección del oleaje parecía que podría funcionar, la fase de la marea era buena, los vientos soplaban en la dirección correcta y con sólo una o dos horas de luz diurna que les quedaban era su única esperanza.